Categories
General

¿Un mundo mejor?

Un mundo mejor, eso es lo que quiere toda la gente ¿Pero por qué no lo obtenemos si tanto lo queremos? Porque la gente cree que lo obtendrán con positividad, compartiendo imágenes en el facebook, apostando a esperar que el destino se haga cargo. Date cuenta, es nuestra responsabilidad, los cambios se ganan luchando, los cambios nacen a través de sentimientos negativos, a través de poder ver lo que está mal. Y si vemos lo que está mal debemos luchar contra aquello, me refiero a lo que está realmente mal, no a Justin Bieber, sino que a quienes forman su vida a través de las armas y valores tales como la superioridad masculina y racial.
Todo el mundo odia la guerra ¿Entonces por qué vamos a la guerra? ¿Por la patria? ¿Por un trapo y un himno robado y mal cantado? ¿Por qué le rendimos honores a quienes todas las noches de octubre se divirtieron matando perros callejeros y violando mujeres? ¿Por qué les llamamos héroes a individuos que al verlos cualquier infante se asusta? ¿Por qué le rendimos honor al miedo?
Nadie puede cambiar al mundo siguiendo el camino de la soledad, y nadie puede esperar a que alguien más le cambie el mundo. De la pasividad y sumisión depende la dominancia, y la dominancia siempre buscará lugar incluso entre quienes salieron de la sumisión ¿A dónde llegaremos caminando con la cabeza agachada? ¿Vas a querer seguir caminando? ¿O vas a parar para poder ver la negatividad que nos rodea?
La amargura, la rabia, la pena y el odio son sentimientos válidos, aunque nos hagan creer que no, son sentimientos importantes que han llevado a nuestra especie a la supervivencia. Si suprimimos esos sentimientos sólo nos encaminaremos a nuestra extinción.
¿Qué vas a hacer? Prefieres perder el mundo entero con tal de sentir placer y evitar el dolor, es lo que parece, lo que siempre parece. Se comprueba en casa revolución fallida, en cada maquinación de la democracia, en cada día, cada mirada, en un centro comercial repleto, en una cárcel llena de gente inocente, y en una policía y un ejército llenos de drogadictos, violadores y fascistas.
Positividad tóxica en la que hemos formado el mundo… Nos negamos a ver la realidad, preferimos vivir en mundos que no existen, en futuros que no alcanzaremos porque nos negamos a realmente vivir. Cual Judas preferimos volver a la Matriz aún sabiendo cuál es el mundo real. El mundo no es amor, y jamás lo será si no te dejas sentir odio ¡Haz algo! ¡¿Por qué permitimos esto?!